CEAD#01: ¡Salta, gira, rebota y vuela! (Parte 2: Nudesenlace)

El por qué


"¿De qué va ésto? Después de cerca de un año de anunciar el regreso de tu blog, creando falsas esperanzas en nosotros, oh lectores, y dar una primera parte de un artículo FiCiFi con deberes incluidos del que nunca llegó la segunda, ¿finalmente llega?"

Mmmmm...... sí, pero no exactamente. Si os fijáis en el título de este post, viene introducido por el código "CEAD#01". ¿Qué significa? Pues os remito a este post (en breve disponible).

Si bien he dejado la fecha del borrador original, conste aquí por escrito que en realidad hoy es 25 de Noviembre, un día especial.

¿FiCiFi?


De ahí el "Sí pero no". Como ya comenté en Los Viajes de Adán Reborn, no sabía qué sentido tomaría mi blog. Lo que tampoco sabía es que no tomaría ninguno, que quedaría cerrado, pero en fin, cosas de la vida. Así que como llevo unos días pensando en reabrirlo y reorientarlo, no podía hacer tal cosa sin daros la segunda parte. ¿Habrá más posts FiCiFi? Quién sabe, mis queridos viajeros, quién sabe. En cierto modo, no lo creo. Es, probablemente, una "etapa" de mi vida que quedó atrás. Me llevaba demasiado tiempo escribir y editar cada artículo...



¡Salta, gira, rebota y vuela!


A lo que íbamos. Teníamos como deberes averiguar si las piruetas de Cloud, Ender y Bender tenían fundamento físico o no. Y habíamos comentado fundamentos físicos relacionados con las Leyes de Newton. Está bien, ¡YO los había comentado!. Pues vamos a las soluciones:



Cloud salta






Si bien el modo en que se describe el movimiento no es realista (asumiendo posibles los heroicos saltos de los personajes), hay algunos detalles estrictamente ciertos. Es cierto que al saltar, existe un instante en que nos quedamos quietos, justo entre que dejamos de subir y empezamos a caer. Claro que, como instante, no tiene duración en el tiempo... desde luego no varios segundos, pero ahí está. Y también es cierto que estando dos cuerpos inmóviles en el aire, durante los momentos previos a su caída (que como digo serían momentos de duración infinitesimal), Tifa podría ejercer fuerza sobre Cloud para darle impulso, fuerza igual a la que ella sufriría en sentido opuesto.


Por tanto, para una fuerza suficientemente "fuerte", Cloud saldría disparado hacia arriba y Tifa hacia abajo. Problema: Que la gravedad acelera ambos cuerpos hacia el suelo, de forma que Cloud va perdiendo velocidad poco a poco para volver a caer (aunque en el vídeo entre impulsos y espadazos tarde 2 minutos para hacerlo), pero Tifa va ganándola a gran ritmo precipitándose contra el suelo. Y como me atrevería a decir que Tifa pesa mucho menos que Cloud y su temible espada, dada la conservación del momento lineal comentadad en la primera parte, en el momento del impulso Tifa saldría disparada hacia el suelo con mucha más velocidad que Cloud hacia el cielo. Resultado: "Ostia with a flower".



Bender gira



video


Cuando Bender viaja a través del espacio a gran velocidad hace uso de todo lo que aprendió de Física leyendo Los Viajes de Adán y soltando objetos de su convenientemente etiquetada bolsa de botín logra refrenarse. ¿Cómo? Pues a través de la conservación del momento lineal que ataca de nuevo. El sistema formado por el cuerpo de Bender y su botín posee una masa total y una velocidad. Si lanza una corona de su bolsa en el propio sentido de su viaje, la corona gana velocidad, con lo que para que el sistema permanezca con el mismo momento lineal, lo que no es velocidad debe perder velocidad (siempre en el sentido de la marcha). Si hubiera lanzado hacia atrás la corona, u otro ítem similarmente masificado, no hubiera conseguido sino acelerar su viaje interestelar.


Respecto al giro al lanzar lo que parece una bandeja, la cual suponemos de plata dado el origen botinesco del enser, hay que saber alguna cosilla sobre movimientos rotatorios, lo cual no viene al caso, pero baste con decir que resulta de igual forma. Sólo que al no aplicarse la fuerza en el centro de masas del objeto, se produce un momento de rotación. Simplificando: Coloca tu móvil sobre la mesa, tumbado. Coloca tu dedo perpendicular a un lateral, justo en el centro de dicho lado. Empuja. ¡El móvil se desplaza! Pero si colocas tu dedo en un extremo del lateral, el móvil gira cual rústica y ladrillesca peonza (y de ésto sabe un rato cierta persona, guiño).


Pues a Bender le ocurre igual, al lanzar la bandeja girando sobre sí mismo, se imprime un momento giratorio del que no es capaz de librarse dado el principio de inercia. No sino recurriendo al útil lanzamiento de botín que, reduce su velocidad en primer momento (al perder masa tiene un menor momento de inercia), y luego su giro (tendría que lanzar los objetos con un movimiento de giro opuesto al que lleva).



Ender rebota



En cualquier caso, ya era demasiado tarde para cambiar de curso. Miró hacia el frente, y ensayó diminutos movimientos de las piernas y los brazos para controlar la dirección de su vuelo. Se dio cuenta demasiado tarde de que había apuntado demasiado bien. No iba a aterrizar cerca de Alai, iba a chocar contra él.
-¡Cógete a mi mano! - gritó Alai.

Ender extendió la mano. Alai absorbió el impacto y ayudó a Ender a hacer un aterrizaje suave contra la pared.

- Muy bien - dijo Ender -. Deberíamos practicar este tipo de cosas.

[...]

Después, lentamente, uniformemente, maniobraron hasta que estuvieron uno frente al otro, como un águila de dos cuerpos, mano con mano, rodilla con rodilla.

[...]

Se dieron un empujón. Les propulsó a mayor velocidad de lo que esperaban. Ender chocó contra una pareja de chicos y fue a parar a una pared que no estaba prevista. Tardó un momento en reorientarse y encontrar la esquina donde había de hallarse con Alai. Alai se dirigía ya hacia allí. Ender trazó un curso que incluiría dos rebotes pero que evitaría las mayores aglomeraciones de chicos.

Cuando llegó a la esquina, Alai había pasado los brazos por dos asideros adyacentes y hacía como que dormitaba.

-Has ganado.


En este tercer caso, Ender parte de una situación en la que su cuerpo y el de Alai viajan juntos por la sala de batalla. Toman impulso el uno contra el otro para tomar rumbos diferentes. Si imaginamos que están unidos por las manos de forma que sus cuerpos forman una línea paralela a un hipotético eje Y, y están viajando a lo largo del eje X, tendremos que tras el impulso, mantendrán la misma velocidad en el eje X (Ley de la Inercia de Newton) mientras que uno tomará velocidad positiva y otro negativa en el eje Y, de forma que multiplicadas por sus respectivas masas sumen cero (Ley de Acción-Reacción, o conservación del momento lineal).


Sí, las acrobáticas maniobras de Ender tienen perfecto sentido, más aún dada la ingravidez existente la sala de batalla.



Todos vuelan


Y bien, ya hemos visto otro caso en el que la ciencia explica buena parte de la ficción, todos estos movientos e interacciones tienen una base de rigor científico. De hecho, los astronautas tienen que controlar este tipo de "trucos" para moverse por el espacio.


Me siento orgulloso por finalmente haber podido entregar la segunda parte del post. ¿Qué depara el futuro para Los Viajes de Adán? Tendréis que esperar para verlo.


Un saludo,
Adán.

2 comentarios:

  1. Por cierto, nadie ha comentado aquí, pero yo por lo menos te seguía teniendo en mi Google Reader ;)

    Gracias por finalizar la entrada!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. jajaja

    Pues muchas gracias a tí por hacer que ahora tenga la seguridad de que el artículo queda leído.

    :)

    Espero que la nueva orientación no-científica del blog no te desagrade... (supongo que si es así, ya lo comprobaré).

    Un saludo!
    Adán.

    ResponderEliminar