PD: Paradise Circus

¡Saludos, viajeros!

El lector asiduo seguramente recuerde, si ha pasado por aquí hace poco, un post publicado hace un par de semanas titulado "Nadie sale". En él mencionaba una tema de Massive Attack llamado Paradise Circus, que venía a colación por ser la banda sonora de una escena de True Blood utilizada como motivo central en dicho post.


Curiosidad


Pues bien, poco después de escribirlo me picó la curiosidad y busqué el video oficial de la canción. Como es lógico, empecé por el lugar más obvio: Youtube. ¿Y qué encontré? Pues ésto: [INCRUSTACIÓN DESACTIVADA, VER EN YOUTUBE]

¿Y qué es ésto? ¿El video de Paradise Circus de Massive Attack? ¡No! Pero casi. Al principio así lo creí, pero al leer la descripción me encontré con que el video oficial es "no apto para Youtube", y que éste es un video alternativo utilizado para promocionar el disco, con escenas de la película "The Fall. El sueño de Alejandría".

¿Y cómo es que el video original no es apto? La amable persona que subió el video anterior, en un alarde de savoir-faire, nos deja un link al video oficial para que lo comprobemos nosotros mismos.

Y fue entonces cuando me encontré con ésto:

Yo tampoco voy a incrustar el video porque ciertamente no es que sea explícito (como el mencionado de Youtube), es que incluye escenas porno.


¿Einh?


¿Porno? ¿Haces una entrada sólo para dejarnos algo de porno? ¡Eso podemos buscarlo nosotros solos! Lo sé, lo sé... ¿Convertiría yo Los Viajes de Adán en un bazar barato enlazando a porno de forma gratuita? ¡No temáis, viajeros! Aún no ha amanecido ese día. (De hecho, más me preocupa que este post haga aparecer mi blog en google al buscar otro tipo de contenidos...).

¿Qué es el video entonces? En pocas palabras, una pequeña obra de arte. En versión larga, es un mini-documental sobre Georgina Spelvin (pseudónimo común entre actrices que prefieren el anonimato), una mujer que a sus 73 años nos habla sobre su pasadado como actriz porno. Y el corte de las escenas es exquisito.

Esta anciana se planta delante de la cámara y, sin un atisbo de vergüenza, pero sin caer en el mal gusto ni en la provocación, habla de sus experiencias en esta profesión. Pero no se trata de una entrevista morbosa, ni mucho menos. Ella nos habla de lo que sentía al hacer lo que hacía, nos cuenta el porqué, nos describe en detalle las sensaciones e ideas que le han pasado por la mente y el cuerpo.

Merece la pena escucharla


Todo ello, he de decir, en un impecable inglés que espero sea fácil de comprender sin subtítulos. En caso de que me equivoque, deja un comentario y estaré encantado de añadir una transcripción + traducción de la entrevista (lo más completas y exactas que pueda), que merece la pena ecucharla.

Os dejo algunas frases que me llamaron la atención...


"Well, the truth of it is, when there's a camera running, it is so thrilling...
God help me! I love the camera."

"When you are in the reality of the film set, anything is possible."

"Oh-oh-oh, boy! An orgasm is a point in time that can't be measured.
A mystical instant that doesn't really exist in this dimension."

"Probably the most uncomfortable and humiliating thing I've ever done on film.
But, nonetheless, there I was. Because the truth of it is... I love the camera."

"We are our own devil."





...y a vosotros, ¿qué os parece?

Un saludo,
Adán.

Feliz San Valentín

Para los casados,
para los solteros,
para los divorciados,
para los viudos,
para los románticos,
para los pragmáticos.
Para los que intentan comprender el amor
y para los que hace tiempo que renunciamos
(a comprenderlo)
y nos contentamos
con disfrutarlo.
Para todos.



Los viajes de Adán les desea:

¡FELIZ SAN VALENTÍN!



PD: Si la imagen os suena a repetida, puede ser por ésto.
PPD: ¡Y aún no me compré la camiseta!

Nadie sale

Tocar fondo. Hay días en los que te sientes muy abajo, y sencillamente no tienes ganas de subir. I miss the comfort in being sad. Días de Placebo y Nirvana, de luces de Bohemia y clubes oscuros. Días para enterrarse y respirar humo, porque no tiene sentido buscar un sentido. Todo es una puta broma.

Soy el Comodoro Norrington borracho en Tortuga, soy Nicholas Cage dejando Las Vegas, soy la parte fracasada de Tyler Durden. Soy Randy the Ram, soy el Comediante después de saltar.

A veces, sentirse así es mejor que no sentir nada. A veces necesitas emociones... y no me refiero a la acepción estereotípica de "necesitar emociones" en el sentido de hacer puenting, salir de fiesta, drogarte o robar. Me refiero a la necesidad emocional para sentir que sigues vivo. ¿Se puede ser un adicto emocional?

Os dejo una pequeña joya de escena que me encontré en la no tan brillante serie True Blood, es del final del episodio 3x04 (spoiler-free), y que da origen al título y al motivo del post. Recorté sólo la secuencia de la conversación, aunque merece la pena ver el episodio entero para ubicarla mejor en contexto. (Aviso: +18)

video



-¿Cómo te llamas?
-Anne.
-¿Y qué opina tu marido de tu profesión?
-No tengo marido.
-¿Hijos?
-No quiero tener en este mundo de mierda.
-¿Y tú familia?
-Me decían que no valía nada, no merecen saberlo.
-Puede que tengas razón.
-No sirve de nada.
-¿Qué?
-Querer a alguien. O a algo. Empieza bien pero siempre acaba mal.
Conozco la verdad de la vida. Un infierno del que nunca saldré.
-Nadie sale.


La música se me ha quedado pegada, y la del final del episodio también es digna de mención. Añadidlas a vuestra lista para los días sin sol:


Leave me out with the waste
This is not what I'd do

It's the wrong kind of place
To be thinking of you
It's the wrong time
For somebody new
It's a small crime
And I've got no excuse